A todas nos gusta disfrutar de la elegancia que los tacones aportan a nuestro look y el efecto de unas piernas más largas y estilizadas. Si eres de las que no se bajan nunca de sus tacones o si quieres llevar esos zapatos de tacón tan bonitos en un evento especial sin acabar con tiritas y rozaduras, toma nota de los siguientes consejos:

Modelos de altura media

Si no sueles llevar tacones no te pongas unos nuevos y con mucha altura si vas a acudir a una fiesta o a un evento en el que vayas a estar mucho tiempo de pie o bailando. Es mejor optar por tacones más bajos con los que vayas cómoda, unos 5 o 6 centímetros son suficientes.

Practica antes de estrenar unos zapatos

Si la opción anterior no está hecha para ti, intenta practicar con ellos en casa la semana previa al evento. De esta forma el pie se acostumbra a caminar de otra forma y los zapatos se van ajustando a tu pie.

Descansa

Intenta moverte de vez en cuando ya que tus pies sufrirán mucho más estando de pie sin moverte durante mucho rato. También puedes hacer pequeños descansos sentándote cada vez que sea posible.  

Elige tu número exacto

Asegúrate de llevar la talla correcta ya que si te quedan grandes la sensación de incomodidad es mayor. Estos deben ajustarse perfectamente de forma que no tengas que hacer fuerza con el empeine para sujetarlos.

Pulsera o forma T

El modelo que más favorece y estiliza la pierna es el zapato de salón, mostrando el empeine. Sin embargo, también es el más incómodo ya que debes hacer un poco de fuerza con el pie para sujetarlo. Para evitar estas molestias, elige diseños con pulsera al tobillo o con escote en T.

Elige cuñas…

Si no soportas los tacones altos puedes decantarte por las cuñas ya que ofrecen una mayor superficie de apoyo y distribuyen mejor el peso del cuerpo.

… o plataformas

Las plataformas son otra excelente opción, podrás ganar en altura sin renunciar a la comodidad. Dado que la suela incorpora unos cuantos centímetros, podrás disfrutar de un tacón más cómodo que en realidad equivale a una altura mayor.

Plantillas de gel para tus pies

Si no quieres renunciar a tus tacones preferidos, puedes usar almohadillas de gel. Las almohadillas se colocan en la parte delantera de la suela del pie y alivian la presión que ejerce el peso en nuestros pies.

Consejo extra

Hidrata bien tus pies y los bordes del zapato con crema, de esta forma ablandarás la piel y evitarás rozaduras. Otra opción es llenar con agua dos bolsas de plástico pequeñas como la de los congelados, colocarlas dentro del zapato y meterlos al congelador. Cuando el agua se convierta en hielo los zapatos cederán, además su forma se adaptará a la de tu pie.

¿Cuáles son tus trucos para soportar los tacones? ¿Eres de las que aguanta o acabas pasándote a las bailarinas? ¡Cuéntanos!